9.3 C
Córdoba
HomePolíticaAníbal Fernández defendió al jefe de la Policía Federal cuestionado por La...

Aníbal Fernández defendió al jefe de la Policía Federal cuestionado por La Cámpora: “Los saco cagando si me dicen algo”

El ministro de Seguridad recibió críticas por el rol de las fuerzas en el atentado contra Cristina Kirchner.

-¿Ministro, usted avala al jefe de la Policía Federal (Juan Carlos) Hernández? Hay sectores del Gobierno que no están conformes con su función.

Aníbal Fernández, el ministro de Seguridad cuestionado por su rol en el ataque a Cristina Kirchner, responde sin vueltas:

-Y qué pueden saber. Si acá cualquiera opina. Yo tengo jefes y subjefes que trabajan excelentemente bien. Todos los que opinan de otra manera…

-¿Alguien le hizo llegar observaciones puntuales?

– Los saco re mil cagando si me llegan a decir algo.

-Aunque sea Máximo Kirchner.

-Ya te respondí.

Aníbal Fernández 100%. Sin eufemismos, sin anestesia, en el lobby del hotel donde se hospedó la delegación argentina, el ministro de Seguridad contestó sin vueltas una consulta de Clarín sobre el malestar creciente de integrantes de La Cámpora que reclaman la salida del jefe de la Policía Federal. Lo responsabilizan -como dio cuenta este diario- por supuestas falencias en el dispositivo de seguridad para cuidar a la vicepresidenta, que permitieron que Fernando Sabag Montiel gatillara en la cara a la vicepresidenta.

En la organización que conduce Máximo Kirchner y cerca de la vicepresidenta, primero fueron por el ministro, que ofreció su renuncia al Presidente. Ahora van por el jefe de la PFA, otro modo de “limar” al ministro.

Alberto Fernández no solo rechazó la dimisión de su ministro; también lo incorporó a la comitiva que lo acompañó a la gira, donde el intento de asesinato a la vicepresidenta se convirtió en la columna vertebral del discurso del Presidente en la ONU.

Cristina Kirchner sale de su domicilio junto a sus custodios el día después del ataque. Foto Maxi Failla.

En el entorno del hijo de la vice no terminan de digerir que el jefe de la Policía estuviera en fuera del país -en una cumbre de Interpol en Singapur- en el momento del atentado y, peor, que no apurara el regreso. “Me llamó para preguntarme si se volvía y le dije que no, porque nosotros el tema lo podíamos dominar y porque lo que él iba a hacer con Interpol para nosotros es fundamental”, consignó Fernández ante los periodistas que cubrieron el viaje presidencial.

El ministro, que heredó a la cúpula policial de su antecesora Sabina Frederic, aseguró que no piensa en reemplazos inmediatos. “Lo primero que cuestiono es que vos no podés tener a un señor como en el caso de (Osvaldo) Mato -número 2 de la PFA-, como en el caso de Hernández, de 57, 58 años, yéndose a la casa”, señaló.

AAníbal Fernández arriba del avión que lo llevó a la gira por EE.UU. con el Presidente.

Fernández relató que en su encuentro con CFK, después del atentado, la vicepresidenta quedó conforme con las explicaciones. “Charlamos temita por temita y coincidimos casi en todo, por no decirte en todo”, aseguró. Fernández dijo que la vicepresidenta no responsabiliza a sus custodios.

El jefe de la cartera la Seguridad contó que recibió en Buenos un ofrecimiento de funcionarios de la agencia estatal estadounidense Homeland Security -con cuyo subdirector se entrevistó en Manhattan- para desencriptar el teléfono de Sabag Montiel. “Depende de la Justicia, ya no depende de nosotros”, señaló.



El teléfono encriptado, los abogados de los copitos

Durante su estadía en Nueva York, Fernández dialogó con delegados de Homeland Security, la DEA, el FBI y la Policía de Nueva York. Funcionario récord -ministro de 4 presidentes en 5 administraciones- volvió a señalar la necesidad de investigar la financiación de “los copitos”. “Todos estos no tienen ni estructura económica, ni capacidad intelectual, ni capacidad de cuadro para estar preparando una cosa de esas características”, consignaron sobre el ataque.

El ministro no disimuló sus sospechas sobre cómo los acusados pagan a sus abogados: ”Cobran un dinero que no se puede pagar vendiendo copitos de azúcar”, dijo.

Fernández, que el martes acompaño al Presidente en casi todas sus actividades, hipotetizó sobre las razones que impidieron que el arma se disparara. “Nadie sabe si este pibe venía con el fierro encima o se lo alcanzan. Pero si lo lleva encima se abrumó y no se acordó que tenía que montar la pistola. Cuando llegó el momento, lo abrumó la gente, el ruido. Se impone la presencia de Cristina, es muy fuerte”, teorizó sobre qué pasó por la cabeza de Sabag Montiel a quien calificó como un eslabón “muy manijeado” de la cadena.

Fernández, que meses atrás sonaba en la secretaría de Energía, también cuestionó al ex presidente Mauricio Macri, que sugirió que todo el ataque se trató de “un loquito suelto”. “Eso es lo más poco serio e irrespetuoso, porque por una casualidad no la mató como un perro. Es importante ver si tuvieron un mínimo de entrenamiento. Una vez que se practicó 800 veces sale solo”, sentenció.

Mas noticias
Relacionadas